reconoce sus orígenes

Expulsado de Patria Roja: "El comité central no sabe tratar las contradicciones"

ENTREVISTA

Publicado: 2016-11-11
Segundo Mendoza Díaz fue dirigente del Comité Regional de Patria Roja en Cajamarca y uno delos fundadores del MAS (Movimiento de Afirmación Social – Cajamarca) junto a Gregorio Santos. Ahora ha sido expulsado junto a otros militantes cajamarquinos por una supuesta deslealtad con el Comité Central de Patria Roja que opera desde Lima.

-¿Qué se siente ser expulsado del partido en el que militaste durante tantos años?
Quizá hace un tiempo me hubiese deprimido bastante esta expulsión. En este momento de mi vida igual golpea, duele, pero no en la dimensión de hace unos años; porque nos hemos dado cuenta que el comité central se ha convertido en un organismo autocomplaciente y que ha perdido la vocación de poder. Creo que por estos factores el comité central está destruyendo al propio partido. Por mi parte no soy un militante de credencial, soy un militante de consciencia y por un convencimiento profundo de que este país debe cambiar. Yo siento que sigo siendo parte del proyecto y creo que una resolución o un pronunciamiento no me quitan las características de luchador, de político, de un ser humano convencido de que este sistema no funciona y que por lo tanto hay que transformarlo. Me sigo sintiendo parte del proyecto primigenio con el que empezamos, sigo siendo militante comunista.
-¿Cómo cambió el escenario político desde que los militantes cajamarquinos reconstruyeron los comités locales?
Yo me incorporé al partido en 1998, cuando ingreso a la Universidad Nacional de Cajamarca, coincidiendo casi con el declive de la dictadura fujimorista. Recuerdo que en ese entonces éramos 3 militantes del partido en el ámbito universitario, y a nivel de la provincia éramos 7 u 8 militantes activos. Recuerdo que celebrábamos el aniversario del partido en el pequeño cuarto alquilado de un estudiante provinciano. La universidad nos dio un permanente contacto con la gente, allí ganamos la federación y centros federados. Para las elecciones de 2002 ya teníamos un promedio de 18 militantes, todos muy activos y combativos, entonces nos presentamos con el movimiento Nueva Izquierda a la alcaldía provincial y logramos una aproximado de mil doscientos votos. Para el 2006, y ya articulados con el magisterio y las rondas, en la provincia de Cajamarca ya teníamos unos 70 militantes de Patria Roja, y en el movimiento Nueva Izquierda ya éramos más de 200; y, a nivel regional éramos como 300 militantes más la Juventud Comunista. Luego, y prácticamente en contra del comité central, por una necesidad regional fundamos el MAS (Movimiento de Afirmación Social) bajo el liderazgo del compañero Gregorio Santos, y con este nuevo movimiento ganamos las elecciones regionales. Para el 2010 éramos un aproximado de 600 militantes, y entre el 2014 y 2016 un promedio de 2 mil militantes en toda la región con unos 50 mil simpatizantes del MAS.
-En el reciente aniversario de Patria Roja celebrado en Cajamarca, al que asistieron todos los expulsados, excepto Gregorio Santos que se encontraba en otro departamento, la conclusión o el mensaje simbólico fue que se quedan…
A nosotros nos pueden expulsar con resoluciones, pero nosotros sentimos que seguimos representando los principios del partido, su programa, su táctica, su estrategia. Nunca vamos a ser tránsfugas de un proyecto en el que nos iniciamos y continuaremos con la firmeza necesaria. Seguimos convencidos de que este será el proyecto que va a conducir la transformación histórica y los destinos de nuestro país, porque no somos militantes por credenciales, somos militantes porque hemos asumido conscientemente una opción de vida. Nos quedamos el en el partido.
-¿Qué ha pasado en estos días con la JotaCé, la Juventud Comunista?
Me he enterado con mucho pesar de la decisión de los compañeros de la Juventud comunista de abandonar el partido. Es una de las muestras más de que el comité central no sabe tratar las contradicciones. Es lamentable en realidad, a nadie le alegra que su partido se divida. De todas maneras intentaremos conversar con los compañeros jóvenes para que no se pierdan, para que no se desorganicen sino que su estructura se mantenga y fortalezca.
-¿A quién le pertenece legalmente la inscripción del MAS?
Los fundadores que constamos en el acta somos los compañeros: Gregorio Santos Guerrero, César Aliaga Díaz, Ydelso Hernández, Carlos Castro Zafra, Jhony Tejada, quien te habla, entre otros.
-¿Cómo se financia el MAS?
Siempre nos hemos financiado en función a la colaboración de nuestros militantes. Tenemos una militancia grande en distintos sectores. Por principio todo militante de izquierda, del MAS aporta mensualmente para que el partido sobreviva. La gente aporta voluntariamente. En Cajamarca tenemos 13 comités provinciales del MAS, y cada mes cada comité realiza una actividad económica para llevar a cabo las tareas políticas.
-¿El MAS recibió aportes económicos de Patria Roja de Lima?
Creo que han sido apoyos mutuos. Los del comité central nos apoyaron en la campaña de 2006 como de 2010 en volantes, afiches, desplazamiento de compañeros, en algo de publicidad. Nosotros hemos intentando siempre retribuir su apoyo en la medida de lo posible, por ejemplo, podíamos apoyar a los compañeros de otras regiones para que puedan asistir a eventos nacionales del partido.
-¿Siguen manteniendo respeto por los dirigentes históricos de Patria Roja?
Los compañeros del comité central han sido muy duros con nosotros, nos han denominado como caudillos, en el caso de Gregorio Santos, y a nosotros como secuaces. Pero nosotros no vamos a utilizar ningún tipo de adjetivo para descalificarlos. El enfrentamiento con los compañeros del comité central no es una lucha personal es una lucha por una forma de construir la vanguardia y el frente político. Los métodos, la aplicación de la táctica, eso es lo que nos diferencia. Sentimos que hay una diferencia entre un partido de cara al pueblo y un partido en Lima que no da resultados. Nos gustaría que los compañeros del comité central nos den un ejemplo, un modelo de una región o provincia, aparte de Cajamarca, de cómo se hace un partido.
-¿Ustedes ya no recibirán directivas desde Lima?
No hemos recibido directivas desde los desencuentros que se dieron en las elecciones presidenciales de 2016. El problema principal, que viene de mucho antes, es que el comité central no conocía a fondo cómo se desarrollaba el proceso en Cajamarca. Ni siquiera hicieron los esfuerzos por conocer el proceso y terminaron aplicando medidas administrativas para separar a quienes no acataban sus directivas con un comportamiento antimarxista. Nosotros apreciamos y seguimos considerando al camarada Alberto Moreno como el presidente del partido, sin embargo creemos que no se están aplicando ni siquiera los principios del centralismo democrático. Lo que ha pasado aquí es que se tomaban decisiones que no estaban acorde con la realidad, decisiones burocráticas, irresponsables.
-¿Cuestión de celos políticos?
Más que eso creo que no se entendió el proceso de Cajamarca. Creo que muchos tuvieron una formación en realidades y tiempos distintos y no entendieron que de los 90 en adelante el principal método de tentar el poder eran las elecciones, eso no significa que hayamos olvidado el objetivo estratégico es el socialismo, eso para nosotros se mantiene firme. Las discusiones autocomplacientes son inservibles para derrotar al modelo neoliberal. En última instancia el marxismo, si se quisiera resumir en una frase, es estudiar la realidad de forma científica para transformarla.
-¿No crees que le conviene más al futuro político de Gregorio Santos el que se lo perciba lejos de Patria Roja?
El futuro político del proyecto de los comunistas y de sus liderazgos no está al margen del Partido. Creo que la derecha si quiere hacernos daño siempre lo va a hacer. Si es para decirnos que tal candidato pertenece al partido de la bandera de la hoz y el martillo o si perteneció al mismo, siempre nos van a satanizar. Creo que el liderazgo de Goyo tiene que ver con el cómo se ha construido un simbolismo en el imaginario popular de una persona consecuente que no traiciona a su pueblo. Sin embargo el mismo compañero Goyo se ha ratificado asegurando que pueden expulsarnos de la militancia pero no de las ideas.
-¿MAS Democracia es un partido comunista-marxista?
No. MAS Democracia es un frente político de carácter progresista, popular y patriota, donde nos une un programa de gobierno. En MAS D hay una serie de corrientes, allí están los fonavistas, gente de Vanguardia revolucionaria, hay gente que ha salido del PC Unidad, incluso algunas ex bases del partido nacionalista y mucha gente que no estuvo vinculada a ningún partido, gente de los movimientos sociales. MAS D pretende convertirse en ese gran referente del país para recuperar las riquezas nacionales. Esa unidad está dada entre nuevos izquierdistas hasta empresarios patriotas que buscan recuperar la riqueza robada y la soberanía perdida de nuestro país.

Escrito por


Publicado en

hotel de paso

lee y avanza